El pasado 27 de febrero tuvo lugar, en la sede de la FdA, la reunión anual del Panel de Presidentes del CTN 146 “Áridos”. Como es costumbre en dicha reunión tanto los presidentes de cada subcomité, como los coordinadores de los distintos grupos de trabajo, procedieron a informar de las actividades realizadas hasta el momento, además de establecer el plan de trabajo y las líneas principales a seguir en los próximos meses.

Durante la reunión se trataron todos aquellos asuntos afectados por los nuevos desarrollos relacionados con la calidad de los áridos en el ámbito europeo y nacional, y se expusieron las novedades existentes acerca de la implicación de la economía circular y el PEMAR sobre la calidad de los áridos, entre otros asuntos.

Como asunto central de la reunión se trató el proceso de voto formal de las normas europeas de especificaciones de los áridos elaboradas por el CEN/TC 154 Aggregates que, finalmente ha concluido a finales del mes de marzo.

Todas las normas europeas han sido aprobadas con más del 95% del voto ponderado favorable:

Norma Votos favorable Votos Negativo Abstenciones Resultados con votos ponderados Países que remiten comentarios
prEN13139 “Áridos para morteros” 26 2 6 96,38 % 9
prEN 12620 “Áridos para hormigón” 25 2 7 95,71 % 10
prEN 13242 “Áridos para capas granulares y capas tratadas con conglomerantes hidráulicos para su uso en capas estructurales de firmes” 26 2 6 96,38 % 11
prEN 13043 “Áridos para mezclas bituminosas y tratamientos superficiales de carreteras, aeropuertos y otras zonas pavimentadas” 26 2 6 96,38 % 9
prEN 13450 “Áridos para balasto” 26 2 6 96,38 % 8
prEN 13383-1 “Escolleras. Parte 1. Especificaciones” 26 2 6 96,38 % 8
prEN 16236 “Evaluación de conformidad de los áridos” 27 1 6 98,40 % 8

En los próximos meses, el Panel de Presidentes del Comité de Normalización Europeo- CEN/TC 154 “Aggregates” celebrará una reunión con el fin de analizar los comentarios recibidos, para que en la reunión del Plenario del mes de junio dichas normas estén finalizadas.

Posteriormente, ante el conflicto abierto entre el CEN y la Comisión Europea, será preciso realizar una compleja modificación de las normas para que puedan llegar a verse citadas en el Diario Oficial de la Unión Europea y, así, entrar a formar parte del esquema de normalización aplicable al marcado CE.