IMG_3644Según los datos elaborados por ANEFA y por la Federación de Áridos, en el octavo año consecutivo de crisis del sector, el consumo de áridos para la construcción se ha estabilizado experimentando todavía un ligero retroceso -1,8%, mejorando las previsiones adelantadas hace un año. No obstante, se han alcanzado unos valores absolutos nunca vistos, por ser los mínimos históricos, de 90,1 millones de toneladas.

Desde el máximo previo a la crisis (2006), momento en el que la producción era de 486 Mt, el consumo ha retrocedido cerca del -81,4%, arrastrando a su vez al volumen de negocio sectorial que es, en la actualidad, el 15,0% del registrado ese año.

  • 90,1 millones de toneladas (-1,8%) de áridos naturales para la construcción. A esta cantidad hay que añadir 0,5 millones de toneladas de áridos reciclados.
  • Esto representa una caída del -81,4% desde el máximo previo a la crisis (2006), momento en el que la producción era de 486 Mt.

 

 

Consumo de áridos para la construcción

Consumo de áridos para la construcción 1980-2014. ANEFA

 

Por el contrario, se ha producido un ligero incremento en el consumo de áridos para aplicaciones industriales, tales como cementos, vidrios, cargas, filtros, industria química, siderurgia y metalurgia, etc., hasta los 22,0 millones de toneladas (+3,5%).

Por lo tanto, el consumo total de áridos, en el año 2014, ha sido de unos 112 millones de toneladas (-0,74%).

Variaciones interanuales

Variaciones interanuales del consumo de áridos para la construcción 1980-2014. ANEFA

 

Se estima en 410 millones de euros el volumen de negocio del sector de áridos para la construcción, excluido el transporte. La caída acumulada en términos constantes, desde 2007 hasta 2012, es del -85%.

CONSUMO DE ÁRIDOS PARA LA CONSTRUCCIÓN POR COMUNIDADES AUTÓNOMAS

(MILLONES DE TONELADAS)

2014

 

2013

2014 VARIACIÓN 14/13

%

CONSUMO TONELADAS POR HABITANTE

ANDALUCÍA 15,0 14,6 -2,69% 1,7
ARAGÓN 3,4 3,1 -7,13% 2,4
ASTURIAS 3,2 3,3 2,88% 3,1
ISLAS BALEARES 1,8 2,1 12,78% 1,9
ISLAS CANARIAS 2,2 2,0 -8,40% 0,9
CANTABRIA 2,5 2,5 1,31% 4,3
CASTILLA Y LEÓN 10,1 10,2 0,53% 4,1
CASTILLA – LA MANCHA 5,1 4,9 -3,13% 2,4
CATALUÑA 17,7 16,5 -6,60% 2,2
C. VALENCIANA 5,1 4,6 -9,85% 0,9
EXTREMADURA 3,2 3,4 6,60% 3,1
GALICIA 5,8 6,1 5,35% 2,2
MADRID 5,4 5,8 6,58% 0,9
MURCIA 2,5 2,4 -4,60% 1,7
NAVARRA 4,1 4,1 0,49% 6,4
PAÍS VASCO 3,5 3,2 -7,30% 1,5
LA RIOJA 1,2 1,2 6,48% 3,9
TOTAL 91,7 90,1 -1,79% 1,9

 

Además de la brusca disminución de la demanda experimentada desde 2007, el sector de los áridos y, por extensión, los de la mayoría de productos de construcción, siguen atravesando por una situación de estrangulamiento del capital circulante que está afectando a muchas de sus empresas, por estar sometidas al doble esfuerzo de fabricar y enviar los productos sin ningún tipo de cobertura de riesgo y, simultáneamente, tener que soportar la tensión de tesorería que supone cobrar, en muchos casos, a más de 240 días, con la posibilidad real de que el cobro no se llegue a producir.

Esta situación ha supuesto la destrucción de cerca de 7.250 puestos de trabajo directos y 25.000 puestos de trabajo indirectos desde el inicio de la crisis.

En otro orden de cosas, la caída del consumo de áridos para la construcción, en 2014, muestra una evolución territorial muy desigual, situándose en los extremos de mayor retroceso la Comunidad Valenciana (-9,85%), Canarias (-8,40%), País Vasco (-7,30%), Aragón (-7,13%) y Catalunya (-6,60%).

Por el contrario, Baleares (+12,78%), Madrid (+6,6%), Extremadura (+6,60%) y La Rioja (+6,48%), aunque han tenido un comportamiento aparentemente más positivo en crecimiento porcentual, han experimentado en términos de volumen de consumo unos crecimientos casi inapreciables.

Variación del consumo

Variación del consumo de áridos para la construcción por Comunidades Autónomas. 2014/2013. ANEFA

Navarra (-52,76%), Cantabria (-66,52%) y La Rioja (-69,26%) son, por este orden, las Comunidades Autónomas con menor incidencia desde el inicio de la crisis. En el otro extremo se sitúan la Comunidad Valenciana (-92,29%), Canarias (-89,85%), Madrid (-88,58%) y la Región de Murcia (-87,79%), con retrocesos netamente superiores al -80%.

Variación consuo 2Variación del consumo de áridos para la construcción por Comunidades Autónomas. 2014/2006. ANEFA

Consumo áridos por hab

Consumo de áridos por habitante por Comunidades Autónomas. 2014. ANEFA

Desde 2006, cuando el consumo de áridos por habitante en España era uno de los más importantes de Europa, con cerca de 12 toneladas / habitante / año, esta cifra ha sufrido una reducción considerable, hasta 1,90 toneladas / habitante / año, situándose netamente por debajo de la media europea (5,0 toneladas / habitante / año). Estos valores son más propios de países subdesarrollados del tercer mundo que de una economía occidental integrada en la UE como la española. De los 39 países Europeos para los que la UEPG elabora estadísticas, España ocupa el último puesto, tras Albania.

Destacan por lo negativo de los valores que presentan, la Comunidad de Madrid, la Comunidad Valenciana y Canarias (0,9 t/hab./año). Navarra (6,4 t/hab./año) es la única Comunidad Autónoma con consumos superiores a la media europea.

Actualmente, España – que se encontraba en segunda posición en 2006 – ocupa el noveno lugar de Europa en producción total de áridos, por detrás de Rusia, Alemania, Turquía, Francia, Polonia, Reino Unido, Italia y Austria.

Perspectivas para 2015 y 2016

Las previsiones sobre la evolución de los distintos subsectores de la construcción en España, hasta 2016, (Euroconstruct, Seopan y otros) muestra que a pesar de que los indicadores macroeconómicos estén tendiendo a normalizarse, todavía es prematuro adelantar que los crecimientos de la construcción serán significativos.

Según Seopan, en 2015 la inversión en construcción sumará 0,3 puntos de crecimiento al PIB. La actividad total del sector de la construcción se incrementará entre el +2% y el +4%, respecto a 2014. El subsector de la edificación se moverá en esa misma horquilla, mientras que la obra civil crecerá entre el 1% y el 3%. De acuerdo con los datos publicados por OFICEMEN, el consumo de cemento en España ha crecido en el primer trimestre del año un 8,5%.

Por lo tanto, y a la vista de los indicadores ya conocidos, la situación para este año 2015 es de es de crecimiento global, pero con importantes desequilibrios territoriales, lo que hace prever un incremento del consumo total de áridos en el entorno del +5% o, si la evolución se mantiene, incluso algo superior. No obstante, todavía se registrarán retrocesos en un buen número de Comunidades Autónomas.

En consecuencia, los volúmenes absolutos de consumo de áridos aunque se recuperarán, supondrán un leve incremento de las toneladas producidas, por lo que el consumo a final de 2015 podría situarse en la horquilla 95 y 100 millones de toneladas.

En esa fecha, el consumo por habitante se mantendrá en el entorno de las 2,0 toneladas/habitante/año y España seguirá ocupando el último lugar de Europa.

Tras ocho años consecutivos de bajadas contundentes, el mercado ha quedado tan contraído que, con la reactivación de la construcción prevista para 2015 y 2016, se producirá la paradoja de un mercado que crecerá a ritmos de dos dígitos y que, sin embargo, continuará inmerso en una grave crisis.