En el siglo XXI, el sector de los áridos realiza importantes esfuerzos para demostrar que se trata de un colectivo empresarial responsable, haciendo que las explotaciones reflejen su compromiso con el entorno, y aplicándose en alcanzar los siguientes objetivos fundamentales:

 

…Asegurar un desarrollo sostenible para el sector, que gestiona una materia prima imprescindible para satisfacer las necesidades de consumo de la Sociedad y por tanto de cada individuo haciendo un servicio público, en nombre del Estado.
… Operar de acuerdo con las normas exigidas por la legislación y con arreglo a las buenas prácticas industriales.
… Identificar los grupos de interés sobre los cuales la actividad de extracción de áridos tiene relación directa o indirecta y desarrollar un plan de acción que garantice unas buenas relaciones entre empresa y sociedad.
… Incorporar entre los objetivos y prácticas empresariales medidas positivas para el entorno social y ambiental.
…Desarrollar una comunicación transparente y eficaz a nivel interno y externo.
… Realizar la explotación y el tratamiento de los áridos previniendo y procurando minimizar los posibles efectos sobre el medio ambiente.

… Favorecer una gestión ambiental adecuada.
… Cuidar la buena imagen de las canteras y las graveras.
… Gestionar eficazmente los recursos mediante la optimización de la extracción y tratamiento del recurso minero, aplicando criterios de eficiencia energética, reduciendo el consumo específico de agua y apoyando nuevas fuentes de áridos.
… Impulsar el progreso económico a través de la puesta en valor del recurso, del fortalecimiento de la cadena de valor añadido, de la verificación de la calidad del producto, de la generación de empleo directo, indirecto e inducido, de la contribución, con los impuestos, al patrimonio común y del fortalecimiento del tejido industrial del país.
… Implicar a trabajadores y contratistas en el cuidado de la explotación y de su entorno.

IX Día de los Árboles, los Áridos y la Biodiversidad

Iniciativa de las empresas fabricantes de áridos, agrupadas en ANEFA y en las AFAs.

La biodiversidad, un nuevo enfoque complementario muy apreciado en esta edición.

Busca promover el conocimiento de nuestra actividad, favorecer el acercamiento a la sociedad e inculcar a los niños, de edades comprendidas entre 7 y 14 años, y subrayar la importancia de cuidar y respetar el medio ambiente.

En 2016, cerca de 3.000 escolares de toda España, han visitado 28 explotaciones (canteras y graveras), pertenecientes a 17 empresas, en 19 provincias de 11 Comunidades Autónomas, que han volcado toda su ilusión en la organización de las jornadas de puertas abiertas, para plantar unos 5.000 árboles.